Cómo hacer cebolla encurtida: Facil y rápido

+ DE MIS POSTS

Formada como Dietista, certificada como Experta en Nutrición a Base de Plantas & Chef. Me inquieta la sostenibilidad y el bienestar del planeta. Tengo la idea de que cambiar el mundo, depende de nosotros.

Si hay una receta a la que me he hecho adicta últimamente es esta cebolla encurtida. Y es que aunque no es cómo tal una receta fermentada sino una versión expres que no tiene nada que envidiar a un fermentado. Créeme que igual está ¡increíblemente sabrosa!

Y como si lo sabroso no fuera suficiente, hay 4 motivos más que me hacen amarla:

  • Es económica
  • Se hace en 5 minutos
  • Lleva unos pocos ingredientes
  • Es ¡súper versátil!

Afila tu cuchillo y ¡vamos a hacerla!

CategoríaFermentos & GerminadosDificultadPrincipiante

Productos8 Servings
Tiempo de preparación5 minsTiempo Total5 mins

 2 Cebollas rojas o moradas
 ½ taza de vinagre de vino tinto
 3 CDA de sirope de agave
 ¼ cdta de sal marina

1

Coloca en un recipiente el vinagre, el agave y la sal. Mezcla bien hasta que quede todo perfectamente incorporado y la sal se haya disuelto. Reserva.

2

Corta la cebolla en rodajas muy finitas, tan finitas como puedas y viértelas en un recipiente grande.

3

Agrega la mezcla anterior y masajea un poco con las manos. Esto ayudará a que la cebolla quede más tierna y a que suelte sus propios jugos a la vez que se mezcla con el resto de sabores.

4

Guarda en un recipiente de vidrio y consúmela cuando quieras.

Ingredientes

 2 Cebollas rojas o moradas
 ½ taza de vinagre de vino tinto
 3 CDA de sirope de agave
 ¼ cdta de sal marina

Instrucciones

1

Coloca en un recipiente el vinagre, el agave y la sal. Mezcla bien hasta que quede todo perfectamente incorporado y la sal se haya disuelto. Reserva.

2

Corta la cebolla en rodajas muy finitas, tan finitas como puedas y viértelas en un recipiente grande.

3

Agrega la mezcla anterior y masajea un poco con las manos. Esto ayudará a que la cebolla quede más tierna y a que suelte sus propios jugos a la vez que se mezcla con el resto de sabores.

4

Guarda en un recipiente de vidrio y consúmela cuando quieras.

Cebolla Encurtida

Así es como ¡en sólo 5 minutos! ya tu cebolla encurtida está lista, la puedes consumir en el momento sin necesidad de estar esperando. Puedes usarla en ensaladas, en sandwiches, agregar a tu dahl de lentejas, a estas salchichas de garbanzos o a estas salchichas de gluten, al tofu horneado o incluso comerla así sólita (jejeje una culpable por aquí!).

Y gracias al vinagre que actúa como inhibidor de bacterias, esta cebolla te puede durar muchos días en la nevera sin estropearse. Aunque mi recomendación es utilizar dentro de los primeros 5 días, además, te aseguro que con lo rica que está te la vas a acabar muuuucho antes.

Espero que te animes a probarla y me etiquetes en Instagram @nutririana para ver cúal fue tu forma predilecta de comerla.

(Visited 176 times, 176 visits today)
+ DE MIS POSTS

Formada como Dietista, certificada como Experta en Nutrición a Base de Plantas & Chef. Me inquieta la sostenibilidad y el bienestar del planeta. Tengo la idea de que cambiar el mundo, depende de nosotros.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *