Sopa fría de pepino con albahaca

+ DE MIS POSTS

Publicista de profesión, cocinitas y viajera en mis ratos libres. Llevo un blog culinario llamado The Veggieterranean donde experimento con ingredientes y técnicas nuevas que voy descubriendo. Me interesa especialmente la alimentación saludable pues para mí es indispensable para mantener la salud y ser feliz.

Cómo empieza a apretar el calor, ¿verdad? En estos meses de verano lo último que nos apetece es pasarnos horas en la cocina pasando calor, y menos todavía, comer platos muy calientes. Por eso existen opciones tan fresquitas y apetecibles como esta sopa fría de pepino con albahaca. Un entrante muy sabroso pero ligero, que nos aporta gran cantidad de agua y resulta realmente refrescante. ¡Ideal para el verano!

Este es un plato ideal para empezar la comida porque nos hidrata, nos aporta saciedad y cubrimos una ración de verde. ¿Qué más se le puede pedir? Os recomiendo tenerlo varias horas en la nevera antes de tomarlo para que esté muy frío y lo disfrutéis todavía más.

Venga, ¡vamos a ello!

Sopa fría de pepino con albahaca

CategoryPlatosDificultadPrincipiante

Rinde4 Porciones
Tiempo de Preparación20 minsTiempo de Cocción10 minsTiempo Total30 mins

 500 g Pepino
 2 Patatas
 200 ml Nata de soja
 8 Hojas de albahaca fresca
 1 Diente de ajo
 ½ cdta Sal
 ¼ cdta Pimienta negra

1

Cocer las patatas hasta que estén bien hechas, enfriarlas con agua fría y reservarlas en la nevera. Si las tenéis cocidas y frías desde el día antes, mucho mejor.

2

Pelar los pepinos, el ajo y las patatas ya frías y batir junto a la nata, la albahaca, la sal y la pimienta negra. Seguir procesando hasta conseguir una crema fina y sin tropezones. Probar y añadir más albahaca, sal y/o pimienta negra si se desea.

3

Reservar la sopa en la nevera al menos una hora antes de servirla para que esté bien fría y coja consistencia.

Ingredientes

 500 g Pepino
 2 Patatas
 200 ml Nata de soja
 8 Hojas de albahaca fresca
 1 Diente de ajo
 ½ cdta Sal
 ¼ cdta Pimienta negra

Direcciones

1

Cocer las patatas hasta que estén bien hechas, enfriarlas con agua fría y reservarlas en la nevera. Si las tenéis cocidas y frías desde el día antes, mucho mejor.

2

Pelar los pepinos, el ajo y las patatas ya frías y batir junto a la nata, la albahaca, la sal y la pimienta negra. Seguir procesando hasta conseguir una crema fina y sin tropezones. Probar y añadir más albahaca, sal y/o pimienta negra si se desea.

3

Reservar la sopa en la nevera al menos una hora antes de servirla para que esté bien fría y coja consistencia.

Sopa fría de pepino con albahaca

Sopa fría de pepino con albahaca

Esta sopa fría aguanta bien de 2 a 3 días en la nevera. Y como habréis visto, es una receta muy sencilla y que requiere pasar muy poco tiempo en la cocina, perfecto para el verano cuando no hay ganas de cocinar. A mí ¡me encanta! tener un tupper lleno de sopa fría de pepino con albahaca en la nevera y tomarla antes de la comida o la cena.

Sopa fría de pepino con albahaca

¿Os animáis a probarla? Pues nos encantará ver el resultado, así que no os olvidéis subirla a Instagram y etiquetarnos a @nutririana y a mí, @veggieterranean. ¡Y tampoco os olvidéis de disfrutarla!

(Visited 103 times, 103 visits today)
+ DE MIS POSTS

Publicista de profesión, cocinitas y viajera en mis ratos libres. Llevo un blog culinario llamado The Veggieterranean donde experimento con ingredientes y técnicas nuevas que voy descubriendo. Me interesa especialmente la alimentación saludable pues para mí es indispensable para mantener la salud y ser feliz.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *