Opciones de impresión:

Queso camembert vegano

Productos16 Servings

 4 tazas Anacardos crudos (sin freír y sin salar)
 8 Cápsulas de probióticos
 10 CDA Agua hervida
 2 cdta Sal (ajustar al gusto)
 Penicillium Candidum: si es líquido, 4 gotas ó 1/8 cdta es suficiente, y si es en polvo 1/16 cdta. En caso de raspadura de moho, 1 CDA.
1

Remoja los anacardos en agua durante toda la noche.

Queso anacardos

2

Cuela los anacardos y enjuágalos. Pon a hervir un poco de agua y agrega los anacardos, déjalos ahí por unos 2 minutos. Este paso es importante porque ayuda a matar posibles patógenos.

3

Escurre los anacardos, agrega el agua y procesa bien (yo lo hice por partes porque mi procesadora es pequeñita). Debe quedarte una masa bien cremosita. Esta es la parte más complicada de todo el proceso, no por nivel de dificultad sino porque lleva más tiempo.

4

Abre las cápsulas de probióticos y agrega el polvito a la crema de anacardos.

5

Agrega el Penicillium Candidum o la raspadura de moho de tu otro queso.

6

Procesa nuevamente todo junto para asegurarte de que quede todo bien incorporado.

7

Deberías tener una crema de anacardos suavecita, sin trozos y compacta. Si lo consideras necesario, agrega alguna cucharada más de agua hervida, pero lo mínimo indispensable. Yo utilicé solo lo indicado arriba en los ingredientes.

8

Si usaste más agua, y tu mezcla está un poco líquida: transfiere a una tela de muselina (tela para quesos), agrega algún peso encima y déjala drenar por unas 12 horas. Si tu mezcla está bien espesa, puedes saltarte este paso (fue lo que yo hice).

9

Transfiere la mezcla a un recipiente de vidrio limpio, cúbrelo con papel film transparente –usualmente no uso film transparente, pero la receta lo indicaba, y al ser la primera vez, no quise arriesgarme, para la próxima, usaré la tapa del recipiente- y déjalo reposar dentro del horno a temperatura ambiente durante 24 horas. Este paso es vital porque hará que el queso fermente.

queso anacardos

10

Pasadas 24 horas, notarás que la fermentación ya comenzó. Podrás ver burbujitas, la masa se verá más esponjosa y con aire, muy similar a como sucede con los panes. Si no ves las burbujitas ¡no te preocupes! aún hay tiempo de que fermente, aunque si prefieres, puedes probarlo para ver si está lo suficientemente agrio o dejarlo unas horas más.

queso anacardos

11

Guarda el recipiente en la nevera por unas 4 horas para que la mezcla se vuelva más firme.

12

Pasado el tiempo, cubre tus moldes desmontables con un poco de papel de hornear, tanto la base como los lados. Yo corté una circunferencia para la base y unas tiritas para los lados. No te saltes el papel, es indispensable para que el queso no toque el molde y que no se pegue.

13

Coloca la mezcla dentro de tus moldes. La idea es quede tal cual como un queso camembert, por eso procuramos que quede de unos 2,5cm de grosor. Utiliza tus manos y compacta bien para evitar que queden bolsillos de aire.

Proceso de maduración
14

Guarda tus quesos dentro de un recipiente cerrado, esto lo hacemos para prevenir que se sequen. La idea es dejarlos madurar a unos 11-13°C (no más de 13°C). Si el clima de tu localidad te permite tener esa temperatura fuera de la nevera ¡genial! Sino, ponlos en la nevera a la máxima temperatura posible (mi nevera estaba a 9-10°C). Puede que en la nevera el moho tarde más en crecer y los quesos tarden más tiempo es hacerse más firmes.

15

Para evitar que los quesos se sequen, te comiendo poner dentro del recipiente una tacita o recipiente pequeño con un fondito de agua. Esto ayudará a que a tus quesos no les falte humedad. Ten cuidado cada vez que manipules en recipiente para que el agua no se vaya a botar sobre los quesos.

16

Tus quesos deberán madurarse, cubiertos y bajo las condiciones antes mencionadas durante las próximas 2 semanas.

17

Ten en cuenta que poner un poco de agua también puede ocasionar un poco de “rocío” dentro del recipiente. Cada vez que voltees tus quesos, asegúrate de secar bien el recipiente por dentro, y si vez gotitas de agua en los quesos, sécalas delicadamente un paño limpio.

18

Al día siguiente, desmolda los quesos (sin quitar la base del molde) con mucho cuidado de no romperlos, puedes ayudarte con un platito o con papel de hornear.

queso anacardos

19

Cada día durante los próximos 3 días, voltea tus quesos. A medida que pasen los días, los quesos se irán endureciendo y será cada vez más fácil trabajarlos.

20

En el día 4, termina de desmoldar los quesos y voltéalos. La idea es retirar la base y colocar los quesos en una esterilla de bamboo (como las que se usan para hacer sushi). A estas alturas los quesos ya deben estar mucho más firmes y es momento de salarlos por ambas caras.

queso anacardos

21

Continúa volteándolos cada día durante la siguiente semana. Después de unos 5-7 días de haber comenzado el proceso, podrás ir viendo la aparición del moho. El moho seguirá creciendo hasta formar una cubierta blanca alrededor de todo el queso. Si ves que el moho va tomando la esterilla de bamboo, comienza a voltear tus quesos 2 veces al día.

queso anacardos

22

A las 2 semanas de esto, tus quesos estarán listos. Puedes dejarlos en un recipiente hermético o envolverlos en papel para hornear o papel encerado. A medida que pasen más días, el queso irá cogiendo sabor más fuerte. El resultado final debería ser un queso suavecito y cremoso por dentro, con bordes blancos y firmes.

queso camembert

23

Disfruta tu quesos de la forma que más te guste… con pan, un vinito o incluso con fruta.

Información nutricional

Raciones 0


Cantidad por porción
Calorías 180
% Valor Diario *
Grasas Totales 14.25g22%

Grasas Saturadas 2.5g13%
Sodio 299mg13%
Potasio 215mg7%
Carbohidratos Totales 9.8g4%

Fibra Dietética 1g4%
Azúcares 1.9g
Proteínas 5.9g12%

Calcio 1%
Hierro 12%
Vitamina E 2%
Vitamina K 12%
Tiamina 12%
Riboflavina 2%
Niacina 2%
Vitamina B6 10%
Ácido fólico 2%
Ácido pantoténico 6%
Fósforo 28%
Magnesio 30%
Zinc 24%
Selenio 12%
Cobre 79%
Manganeso 30%

* Los valores % diarios se basan en una dieta de 2,000 calorías. Tu requerimiento diario puede variar según tus necesidades calóricas.