DESAYUNOS, POSTRES & SNACKS, FERMENTOS & GERMINADOS, PLATOS
Cómo hacer tofu con leche de soja / soya

Hacer tofu en casa es super fácil, y solo necesitas 3 ingredientes que seguramente ya tienes: leche de soja, agua y limón.

Para preparar tu tofu necesitas leche de soja casera, las comerciales suelen tener aditivos que evitan que se forme la cuaja, que es justamente lo que necesitamos para hacer el tofu. Yo no he probado hacerlo con leche de soja comprada, en caso de funcionar, tendría que ser alguna que contenga únicamente: agua, soja y si acaso, sal.

Una vez que tengas tu tofu puedes preparar infinidad de recetas o usar como acompañamiento, como hice yo con mis boquerones veganos.

Acá te dejo un video con el paso a paso de cómo hacer leche de soja y el tofu.

 

Ingredientes:
Leche de soja (apróx. 1400ml)
1 taza de agua
Zumo de medio limón
1/2 cdta de sal (opcional)

Instrucciones:
1.
Mezcla en una taza el agua y el limón.
2. Pon a calentar la leche de soja hasta que comience a hervir. Tienes que ir batiendo constantemente porque la leche de soja tiende a quemarse y a formar costra al fondo de la olla.
3. Agrega la mitad del agua con el zumo de limón y mezcla sutilmente por un segundos.


4. Ahora agrega la otra mitad y vuelve a mezclar suavemente. Acá puede ser visible que la leche comienza a separarse para formar la cuaja.
5. Deja reposar por unos 40 minutos.
6. Pasado ese tiempo verás como la leche de soja se cortó. Te quedará la cuaja (trocitos) y el suero (el líquido) que debería ser transparente / amarillento. Si el líquido aún se ve blancuzco, es que no ha cuajado por completo y hay que dejarlo o un rato más.


7. Prepara un colador de malla o un recipiente con huequitos que te permita drenar el líquido y coloca encima una tela de muselina (o tela tipo gasa). A mí me gusta usar doble tela.


8. Vierte el contenido de la olla sobre el colador y la tela. La idea es que la cuaja se quede sobre la tela y que el líquido drene.
9. Levanta las esquinas de la tela con cuidado y hacia arriba para ayudar a que se drene la mayor parte del agua. Puedes exprimir muy suavemente la tela por la parte superior (sin apretar la cuaja).
11. Vuelve a apoyar sobre el colador y dobla la tela para envolver tu tofu con la forma que quieras (cuadrado o redondo).
12. Coloca algo de peso encima para que haga presión (puede ser un recipiente con monedas, una pesa, una tabla con libros…). Procura que sea un peso uniforme y déjalo reposar por unos 30-60 minutos. Entre más tiempo lo de dejes, y más peso pongas, más compacto quedará tu tofu porque tendrá menor cantidad de agua.


13. Quita el peso de encima y desenvuelve el tofu. Hazlo con cuidado porque en esta etapa aún es frágil.
14. Prepara un recipiente con agua fría e incluso puedes añadir algunos cubitos de hielo. Calcula que sea suficiente agua como para cubrir tu tofu por completo.
15. Cuidadosamente desenvuelve el tofu  y sumerge en el agua fría, esto hará que el tofu afiance su consistencia.

Y listo, lo puedes consumir en el momento o sino, guárdalo en la nevera, en el recipiente con agua por hasta 10 días.

Deja un comentario